martes, 23 de abril de 2019

2º Bachillerato Guía de Selectividad 4b 4: Transformaciones gramaticales

Como siempre, os recuerdo que para la prueba se tienen en cuenta los siguientes criterios generales:

• Corrección formal y gramatical (ortografía, signos de puntuación, etc.).
• Precisión y claridad en la expresión.
• Orden y coherencia de la exposición (estructura de la exposición, argumentación, adecuación a las cuestiones o temas propuestos, etc.).
• Adecuación del discurso a la situación comunicativa y la riqueza de estilo (variedad léxica, sintáctica y uso pertinente de recursos expresivos).

Por presentación y expresión pueden penalizar con hasta dos puntos. Recordad, por tanto, mantener los márgenes adecuadas en la escritura, no cometer faltas de ortografía o de ortotipografía (signos de puntuación, etc.) y mantener un registro formal en vuestras expresiones.

Esta sexta entrada corresponde al segundo apartado, que forma parte del bloque de conocimiento de la lengua, es decir, se corresponde con preguntas sobre aspectos lingüísticos, como la morfología o la semántica. Se compone actualmente de dos cuestiones con un valor de 2,5 puntos, siendo la primera referida exclusivamente a sintaxis y la segunda al resto de aspectos lingüísticos. Aquí abordaremos la pregunta 4b:

4b. Ejercicios de reconocimiento y uso de la lengua bajo diversas condiciones y con distintas intenciones: (1 punto)
1. Analizar la formación de dos palabras del texto.
2. Explicar el significado de dos palabras o expresiones del texto.
3. Identificar la clase y función de dos palabras señaladas en el texto.
4. Realizar dos transformaciones gramaticales en un texto.
5. Señalar dos marcas de objetividad o subjetividad en un texto.

Hay cinco opciones, de las cuales aparecerá tan solo una en cada modelo de examen, sin poder repetirse la misma opción en los dos modelos. Es decir, si en el modelo A aparece la pregunta 1 (análisis de formación de dos palabras), en el modelo B debe aparecer cualquiera de las otras menos esa.

Como podéis observar, todas las preguntas se relacionan con el texto, por lo que es muy importante que atendáis a su contexto para entender bien qué clase de palabra es y con qué sentido se está usando. Por ejemplo, no significará lo mismo la palabra banco si estamos ante un texto que habla sobre hipotecas que si estamos ante un artículo sobre biología marina.

La suerte es que la mayoría son ejercicios más bien mecánicos y fáciles de practicar. La excepción la supondría, por ejemplo, la pregunta sobre el significado o las marcas de objetividad y subjetividad.


A continuación, desglosaremos cómo se debe afrontar cada una de estas cuestiones:

4. Realizar dos transformaciones gramaticales en un texto.

La transformación gramatical es un tipo de ejercicio sencillo y mecánico, que tan solo supone la dificultad de conocer los términos que te están solicitando. Básicamente, consiste en cambiar algún aspecto gramatical de una oración o palabra del texto, por ejemplo, pasar una oración de activa a pasiva, de estilo directo a estilo indirecto, cambiar su modalidad oracional de enunciativa afirmativa a desiderativa, etc.

Por ello, en esta ocasión no habrá pasos, dado que la respuesta es inmediata: escribir la transformación. No obstante, sí os expongo a continuación qué tipo de transformaciones os pueden solicitar: 

  1. Cambios verbales
Se pueden solicitar cambios en los verbos de determinadas oraciones, ya sea para alterar su modo (de indicativo a subjuntivo o imperativo), su tiempo verbal y aspecto (pretérito, presente, futuro, condicional, con todas sus variantes perfectivos o imperfectivos) o su voz (activa o pasiva). De estos cambios, el más común puede ser el cambiar una oración de activa a pasiva o viceversa, incluso añadiendo la posibilidad de un cambio a pasiva refleja.

El cambio supone alterar el sujeto de la oración y el verbo. En la voz activa, el sujeto suele ser el agente que ejecuta la acción verbal, mientras que en la voz pasiva, el sujeto es quien recibe la acción verbal, normalmente habiendo sido el Complemento Directo en la voz activa. Además, el verbo varía pasando a una forma perifrástrica (ser + participio del verbo activo) o usando el "se" como marca de pasiva refleja. Veamos algunos ejemplos:

-El comisario ideó el plan. (Voz activa: Sujeto + Verbo + CD)
-El plan fue ideado por el comisario (Voz pasiva perifrástrica: Sujeto [antes CD] + Perífrasis verbal [Ser + Participio del verbo antes activo] + C. Agente [antes sujeto activo])
-Se ideó un plan (Voz pasiva refleja: Se + Verbo + Sujeto [antes CD], se elide el complemento agente)

Te podrían pedir que cambiaras la voz de activa a pasiva de una determinada oración, quizás junto a otro cambio más, como la modalidad textual (punto 2) o el estilo directo o indirecto (punto 3).

Por ejemplo:
Cambia el estilo de directo a indirecto y la voz de activa a pasiva de la pregunta de la siguiente oración del texto:—¿Por qué cierra usted el cuarto? —le preguntó Andrés.

Respuesta: Andrés le preguntó que por qué el cuarto era cerrado (por ella). 


2. Cambio en las modalidades oracionales
Las modalidades oracionales son las diferentes actitudes que un hablante adopta ante lo expresado, pudiendo ser los siguientes:
  • Oración enunciativa: sirven para informar de hechos que se consideran ciertos. Se emplea el modo indicativo en los verbos y pueden ser afirmativa o negativa. Ejemplo: Los científicos estudiaron el caso.
  • Oración interrogativa: sirven para formular preguntas, pudiendo ser directa (se usan signos de interrogación "¿?") o indirecta (no se usan signos de interrogación, se trata de una subordinada) y, a su vez, total (la respuesta es sí o no; la subordinada es introducida por "si") o parcial (la respuesta no es sí o no, sino un elemento oracional, o la pregunta va introducida por elemento interrogativo, como quién, cómo...). Ejemplo: ¿Estudiaron los científicos el caso? Me preguntó si los científicos habían estudiado el caso.
  • Oración exclamativa: sirven para expresar sentimientos o emociones a través de determinantes exclamativos y signos de exclamación ("¡!"). Ejemplo: ¡Los científicos estudiaron el caso!
  • Oración dubitativa: sirven para manifestar duda a través de adverbios o locuciones adverbiales, como "tal vez", "quizá" o "probablemente" y se usa el modo subjuntivo. Ejemplo: Quizá los científicos estudien el caso.
  • Oración desiderativa: sirven para expresar deseos empleando "ojalá" y el subjuntivo o verbos desiderativos, como "desear", "querer" o "gustar". Ejemplo: Ojalá los científicos estudien el caso. Deseo que los científicos estudien el caso.
  • Oración exhortativa o imperativa: sirven para dar una orden o realizar un ruego empleando el modo imperativo, o el modo subjuntivo en caso de prohibición. Se pueden acompañar de vocativos. Ejemplos: Estudiad el caso, científicos. No estudiéis el caso, científicos.
La pregunta puede consistir en elegir una oración que esté en una determinada modalidad oracional (por ejemplo, enunciativa) y pediros que la cambiéis a otras modalidades (por ejemplo, dubitativa, interrogativa indirecta total, desiderativa...), pudiendo ser dos cambios (a 0,5 cada uno) o cuatro (a 0,25 cada una). 

Ejemplo:
-Cambia la modalidad oracional de esta oración del texto a las modalidades desiderativas y dubitativas: La ciencia no es una institución con un fin humano.

Respuesta:
Desiderativa: Ojalá la ciencia no fuera una institución con un fin humano.
Dubitativa: Quizá la ciencia no sea una institución con un fin humano.

3. Cambio de estilo

El estilo se divide en estilo directo o indirecto, según cómo se presente una cita, es decir, lo dicho por una persona.
-El estilo directo se caracteriza por realizar una cita literal de un enunciado, sin nexos y empleando los dos puntos, las comillas, los guiones u otros elementos formales. Se emplea normalmente un verbo dicendi (decir, susurrar, preguntar...) y no hay cambios en las características de los verbos de la cita.
Ejemplos: 
-¿A quién le importa eso? -preguntó Lulú
FERNANDO: ¡Déjame en paz, Urbano!
Luis Cernuda dijo: "Vivieron muerte, sí, pero con gloria monstruosa."

-El estilo indirecto se caracteriza por adaptar la cita mediante nexos para subordinarla. Emplea verbos dicendi y altera las características del verbo (el verbo se cambia a un tiempo más pasado que la cita ltieral, por ejemplo; si estaba en primera persona, se cambia por la tercera persona, tanto el verbo como los elementos pronominales). No se emplean signos como comillas o guiones.
Ejemplos:
Lulú preguntó que a quién le importaba eso.
Fernando exclamó a Urbano que le dejara en paz.
Luis Cernuda dijo que vivieron muerte, sí, pero con gloria monstruosa.

4. Cambio en la estructura sintáctica

Te pueden pedir que alteres la estructura sintáctica de unas oraciones, por ejemplo, de coordinadas a subordinadas o viceversa. Para ello, remitimos a los temas dedicados a sintaxis.

No obstante, dejo aquí algunos ejemplos de transformación de yuxtapuestas o coordinadas a subordinadas:

Primer ejemplo:
Ningún bosque medieval puede compararse a la intrincada selva de Internet. En ella está toda la magia de la inteligencia humana y también su más sucia perversión.  <-- Dos oraciones individuales

Ningún bosque medieval puede compararse a la intrincada selva de Internet porque en ella está toda la magia de la inteligencia humana y también su más sucia perversión. <-- Convertidas en una única oración con subordinada adverbial de CCCausa.

Segundo ejemplo:
Esas cosas vivas están en el aire, en el polvo, sobre los muebles..., y esas cosas vivas, que son malas, mueren con la luz. <-- Dos oraciones coordinadas copulativas (con una subordinada de relativo la segunda)

Esas cosas vivan que son malas y que están en el aire, en el polvo, sobre los muebles... mueren con la luz. <-- Convertidas en una oración principal con dos subordinadas de relativa coordinadas entre sí.

Tercer ejemplo:
Tengo que hacer un regalo y he pensado que tú me ayudarías muy bien a escoger. <-- Dos oraciones coordinadas copulativas (la segunda con una subordinada sustantiva en función de CD)

He pensado que tú me ayudarías muy bien a escoger un regalo que tengo que hacer. <-- Una oración con una subordinada sustantiva en función de CD que contiene una subordinada de relativo)

Cuarto ejemplo: podrían pedir justo lo contrario, pasar de subordinada a coordinada o yuxtapuesta.

Cuando la muerte quiera una verdad quitar de entre mis manos, las hallará vacías. <-- Subordinada adverbial CCT

La muerte querrá quitar una verdad de entre mis manos, pero las hallará vacías. <-- Coordinada adversativa

5. Cambios léxicos

Te pueden proponer una palabra del texto y solicitarte que las escribas en otras categorías gramaticales dentro de su misma familia léxica.

Por ejemplo: En la siguiente oración, cambie la palabra subrayada a otras categorías gramaticales de su familia léxica sin que la oración pierda su sentido: Perder placer es triste. (adjetivo)

Respuestas:
Perder placer es una tristeza (sustantivo)
Tristemente, el placer se pierde (adverbio)
Perder placer entristece (verbo)

6. Cambio de registro

Muy poco habitual, dado que no es una transformación gramatical per se, pero por si acaso, incluyo aquí el cambio de registro, generalmente en un sentido de registro informal a formal. Supondría demostrar conocimientos léxicos y semánticos.

Ejemplo: Cambia el registro de esta intervención de Elvira:
ELVIRA.— ¡Qué caro te cotizas! (Pausa.) Mírame un poco, por lo menos.

Respuesta:
ELVIRA.- Es extraño encontrarle. Si pudiera mirarme, por favor. <-- Cambio a "usted" en vez de "tú", cambio la expresión coloquial "Qué caro te cotizas" por otra más neutra. Cambio el imperativo (mírame) por una estructura más suavizada. 

___________________________________________________

Con los ejemplos anteriores podéis comprobar la versatilidad de esta pregunta, que en realidad puede abarcar muchas otras transformaciones gramaticales posibles. No obstante, su complejidad no suele ser alta, pero debéis comprender de manera adecuada qué se os solicita. Por otra parte, no suele ser una pregunta habitual entre las opciones de la cuestión 4b.

Consulta las demás cuando estén disponibles en:
1. Analizar la formación de dos palabras del texto.
2. Explicar el significado de dos palabras o expresiones del texto.
3. Identificar la clase y función de dos palabras señaladas en el texto.
5. Señalar dos marcas de objetividad o subjetividad en un texto.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola, soy de Granada, del IES Arabuleila, y te agradezco infinitamente todas las aclaraciones y explicaciones de este blog. Me vienen genial para repasar y/o estudiar lo que durante el confinamiento no pude ver. Eres un crackkkkk

Luis J. del Castillo dijo...

Hola, estimado anónimo granadino, muchas gracias por tu comentario. Me alegro de que te estén siendo de ayuda y te sirvan para repasar. Un saludo.

Elena RR dijo...

Buenas, soy una alumna de Cádiz y me parece que está todo maravillosamente explicado. Muchísimas gracias por su aportación a los alumnos de 2° de Bachillerato

Luis J. del Castillo dijo...

Gracias Elena por tu comentario. Me alegro de que mis guías os sean de utilidad.

Publicar un comentario

Bienvenido, gracias por dejar un comentario. No es necesario registrarse.
Si perteneces al alumnado, señala las iniciales de tu nombre y apellidos y el curso, por ejemplo: PGR 2º Bach. si fuera Pepe Ramírez Gómez de 2º de Bachillerato.
Si no perteneces al alumnado, agradecemos identificación.
Todos los comentarios pasan por un proceso de moderación.

Entradas populares

 
;